¿Preparados para el ejercicio analítico?, por Michel Romero (OPINIÓN)

DestacadosSociedad

Written by:

Por: Michel Romero

En estos días, tanto en los medios de comunicación (radio y tv) como en las redes sociales, nos topamos con contenidos sobre Federico Danton (el menor hijo de Alan García), de quien, caso a parte, imagino que debe estar pasando por uno de los momentos más terribles de su vida a sus cortos 14 años.

Funeral del líder del APRA, Alan García Pérez, en la Casa del Pueblo. Foto: El Comercio

Hace unas horas, en plena ceremonia póstuma -en la “Casa del Pueblo”-, Federico Danton firmó su adhesión oficial al APRA “apoyado al féretro de su padre”. El adolescente, en este momento se encuentra caminando por las calles del Centro de Lima -acompañando el cortejo fúnebre- sosteniendo una bandera del Perú.

Al respecto solo puedo decir dos cosas:
  1. Ojalá que todas estas situaciones por las que está pasando el menor de los hijos de García, hayan sido de su elección, sin embargo, y conociendo el entorno político, no sería jalado de los pelos pensar que todo esto está siendo dirigido.
  2. Podría ser este un momento histórico viendo cómo germina el líder político de las próximas generaciones, aunque también, no sería jalado de los pelos pensar que, nuevamente, los medios de comunicación están sembrando en la sociedad una realidad no tan 100% ceñida a la realidad, una realidad, definitivamente, con un propósito intencional.

Una vez más pienso que, hoy más que nunca, debemos estar 100% atentos a todo lo que viene ocurriendo en nuestro entorno local, que debemos cuestionar “absolutamente todo” (las posturas a favor y en contra respecto a AGP), observar y analizar todo esto desde todas sus aristas y finalmente cuestionar todo lo que venga desde la prensa, ¿por qué no?… Hoy más que nunca, estamos llamados a “pensar por cuenta propia”, con ojo crítico y analítico, hoy más que nunca estamos llamados a informarnos, hoy más que nunca estamos llamados a tomar consciencia, aquella que no tenemos cuando nos toca elegir a nuestros gobernantes. Lo que estamos viviendo en este momento es histórico y vital para definir si de una vez terminamos condenando o beatificando a uno de los personajes más poderosos de toda la historia del Perú.

Ojalá estemos preparados para hacer este ejercicio analítico, caso contrario, nos tocará repetir -en un futuro no muy lejano- nuestras ya conocidas desgracias como ciudadanos de un gran país que todavía sigue atado por su pueblo.

Esta fue la carta que dejó Alan García antes de suicidarse.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *